La Historia del Trou à l'Homme

culturelle_etretat_trou

Era 1792. Un buque sueco fue lanzado por la tormenta contra las rocas de Étretat y se destruyó de un sólo golpe. El mar era terrible, sin posibilidad de ayuda. La tormenta duró 24 horas con toda su fuerza y los cadáveres de los infelices náufragos terminaron en las orillas de la playa. 

En el fondo sobre el borde de la roca yacía un marinero inanimado. Estaba siendo transportado para reunirlo con sus compañeros en una sepultura, cuando de pronto se despertó. Contó cómo, después de mucho tiempo de luchar contra las olas, al final de sus fuerzas encomendó su alma a Dios y se desmayó; fue entonces cuando una ola lo tomó y lo lanzó a un saliente de la roca. De allí el nombre de esta gruta, « le trou à l’homme ».

Compartir esta página!

bookmark at: Twitter bookmark at: Facebook bookmark at: MySpace bookmark at: Del.icio.us bookmark at: Digg bookmark at: Yahoo bookmark at: Google bookmark at: Diigo